viernes, 2 de noviembre de 2012

Los tres cabritos y el ogro tragón


Había una vez tres cabritos que vivían en un verde pastizal.



Un día el pastizal comenzó a secarse y los cabritos tuvieron que irse al otro lado de río,


pero debajo del puente vivía Mazodientes, un ogro tragón. Los cabritos hicieron un plan para poder cruzar el puente pues sabían que Mazodientes los podía matar y comerselos.
Primero fue el cabrito chico, al verlo el ogro dijo:"¡Qué rica cena voy a tener! ¡Te voy comer!" y el cabrito contestó "No te apresures, soy tan chico que no te taparía una muela, espera a mi hermano que es más grande que yo" El ogro esperó al siguiente cabrito y cuando lo vio y gritó:
"¡Uy, qué rica cena voy a tener! ¡Te voy a comer!" y el cabrito dijo: "No pierdas tu tiempo, atrás viene mi hermano, que es más gordo, sabroso y jugoso que yo." El ogro decidió esperar, cuando vio el mayor de los cabritos,
sus ojos brillaron y gritó: "¡Pero qué banquete me voy a dar!" y el cabrito dijo: "Si me quieres comer, deja tu mazo y sube a pelear"
Mazodientes dejó su mazo y subió al puente. Entonces el cabrito corrió y le dio un golpe tan fuerte que Mazodientes cayó al río y se lo llevó la corriente
"¡Eso les pasa a los avorazasados!" le dijo el cabrito. Y desde entonces nuca se supo del ogro Mazodientes
y los cabritos pudieron comer felices en el verde pastizal del otro lado del río. Fin
 
Etiquetas: