domingo, 16 de junio de 2013

¿Los perros sienten envidia?

¿Los perros sienten envidia?


mirada.jpg
"Un reciente experimento de la Universidad de Viena mostró que los perros expresan envidia en situaciones en que un igual recibe una recompensa mayor por realizar una tarea idéntica a la que ellos mismos han realizado.
Los científicos enseñaron a un grupo de perros a 'dar "la pata", y cada vez que hacían bien este gesto, se les daba una un pedacito de pan o salchicha. Sin embargo, en un momento dado los investigadores empezaron a tratar a algunos de los perros con mayor generosidad que a otros: a algunos se les seguía dando comida cada vez que daban la pata, mientras que otros dejaron de recibir esta recompensa.
Los perros tratados de esta manera empezaron a mostrar resentimiento por recibir menos que los demás. Cuando veían que otros recibían una recompensa que se les negaba a ellos, empezaban a lamerse y a rascarse, una señal de que estaban sintiendo estrés.
Además, después se negaron a seguir dando la pata al investigador cuando se les requería que repitieran este gesto". (La nota completa aparecidoa en El Mundo de España la pueden leer aquí)
Personalmente tengo algunas apreciaciones que hacer sobre este estudio. Y es que ¿podemos demostrar que era envidia lo que sentían estos perros o se trataba de un estatus social natural?

Los perros tienen jerarquías marcadas pues en todo grupo de canes hay uno que manda. En esta especie animal no existe la democracia, sino una pirámide social en la que uno domina. Los perros en un estatus inferior siempre quieren escalar pues saben que hacerlo implica alcanzar mayores satisfacciones como son: tener dominio sobre los otros, comer más y comer primero.
En este caso del estudio, ¿el perrito tenía envidia porque le daban de comer al otro o se sentía confundido porque le estaban alterando su pirámide social?. Con esto me refiero a que si yo soy jefe de un grupo y observo que le están dando de comer a otro lo que me corresponde a mí, me sentiría afectado, pero si se trató de sentimientos de envidia o resentimiento, nunca lo sabremos. En lo personal tengo mis dudas.
Un descuadre que la mayoría de personas generamos en los perritos se da, por ejemplo, cuando tenemos dos perros en casa, llamémoslos Bofi y Tim. Llegó el momento de su alimento y Bofi se come toda su comida, luego se acerca a Tim, que está comiendo pero este se retira y deja que Bofi se coma la suya también. Una vez que Bofi se siente satisfecho se va y Tim se come los restos que quedaron en el plato.
Ante una escena como esta, ¿qué hacemos los humanos? Pensamos, ¡qué abusivo y malo es Bofi por comerse el plato de comida de Tim!, inmediatamente después procedemos a separarlos y hacemos que Tim coma primero lo suyo y Bofi lo haga después.
En estos casos generamos confusión en ambos perros, en Bofi porque se sabe superior a Tim y no entiende por qué este come primero; y en Tim porque no entiende por qué un superior a él no puede alimentarse antes.
Y es que muchas veces las personas queremos humanizar a los animales con sentimientos nuestros que ellos no sienten.